RECUERDOS EN TIEMPO DE NAVIDAD

 

     Ahora que comienzan a bajar las temperaturas, comienzo a revivir recuerdos de hace 40 años y uno de los mas bonitos que tengo era en este tiempo donde el olor de la lumbre impregnaba las calles del pueblo donde los chiquillos nos ilusionabamos con la piel de un conejo y andabamos con unas ganas locas de que se rompiera alguna orza eso si solo un poco y si era por su base mejor. Antonio, el padre de Bernardo , al que le gustaba la caza nos proporcionaba lal piel de conejo la cual se curaba un poco y con ella se hacía una buena zambomba. Los carrizos los cogíamos cerca del tajo de las Hortalizas junto al rio. Los carrizos eran cambiables y se introducían en una pequeña vara de olivo que se anudaba en el pellejo de conejo o liebre y en esa pequeña estaca se ponía el carrizo. El que tocaba la zambomba se colocaba en un rincón de la casa ya que retumbaba más el sonido y la casa. Recuerdo la siguiente estampa navideña( es posible que algunas de las personas que alli estábamos no las ubique en el lugar que ocupaban si me equivoco podeis corregirme) El lugar de ensayo era en la casa de Balbinico al que le apodaban el "feo" en el suelo empedrado y en el rincon se colocaba creo que Agustin el de la casilla o tal vez su hermano Arturo. Bernardo recuerdo que se había hecho unas sonajas o sonajero consistente en una madera en la que mediante unos clavos se ponian chapas de cerveza o refrescos a los que se desproveia de su corcho. Me parece que Frasco el hermano de bernardo se había apañado una tabla de lavar de madera, mejor dicho un trozo de tabla por la cual se deslizaban unas castañuelas lo  que producía un sonido de carraca bastante peculiar y acompasado .  Antonio povedano muy chiquitillo en aquel tiempo llevaba el agua para mojar las manos del que tocaba la zambomba ( al pobre le haciamos algunas perrerías, hace poco me recordaba algunas  y lo hacia con bastante sentido del humor y risas).Tambien se usaba un almirez que sonaba con un agudo tintineo .  En el grupo también había una botella de las del anís la cual con la ayuda de una cuchara tmbien producía un sonido bastante alegre.Recuerdo que la peculiar orquesta la dirigía Pepe el del zapatero el cual imprimia un ritmo endiablado con una batuta de la que ondeaban en su extremo una especie de serpentinas, y se movía como los danzantes del  Africa mas tribal parecía que volaba en tan reducido espacio . Me gustaría saber esta especie de danza de donde proviene pues Zamoranos tenía muchas peculiaridades que le distingían del resto de pueblos cercanos. Creo que Antonio Ramirez tambien estaba en el grupo . Este grupo obtuvo  el primer premio en un concurso de villancicos de Cordoba organizado por los teleclubes  cuando yo me había marchado del pueblo, no se si ya estaba en Madrid. El villancico en cuestión decia así ( tal vez no sea esta la letra me gustaría que si alguien la recuerda la escribiese yo recuerdo perfectamente la música. Mi hermana Loles que tiene una memoria de elefanta me ha recordado parte de la letra.

Tristemente en un pesebre ahora acaba de nacer ,

el niño de dios chiquito que nos viene a complacer.

anda traeme la zamarra y la zalea tambien que esta noche hace un frio

que tirita "to" Belen.

Vamos a  hacerle las migas y arrimarle la sartén.

que le cante la pastora mientras le hago de comer.

Si señora yo le canto pero también le diré

que es el niño mas bonito que se presentó en Belen

vamos a belen a belen vamos a adorar a adorar

al niño chiquito que ha nacido ya.(bis)

Que tiempos... Narciso Barraza

 

Hola Narciso, como me ha gustado que compartas con todos estos
entrañables recuerdos. Aunque no todo, si que hay cosas que también yo
las recuerdo, esa piel de conejo, o de lo que fuere, las zambombas, las
mujeres, llevando los dulces a cocer al horno .

No propiamente de Navidad, pero sí
de la festividad de Reyes, supongo que seremos muchos los que recordaremos las famosas cestitas, llenas de dulces o
chucherias que hacían las madres, en casa, a falta de otros juguetes,
inalcanzables para según que economías en aquella época.

En fin, poco a poco , de unos y de otros, iran aflorando trozos de
esa historia común que llevamos dentro, y que nos pertecene individual
y colectivamente.

Hastra otro rato, un abrazo.

Paqui Rodríguez (R.J).

 

 

Paqui es verdad cuanto ha cambiado todo, los canastitos eran verdaderas obras de arte pues por no haber no había ni pegamento se hacía con gachuela o como lo llaman ahora engrudo con agua y harina , también se hacia poniendo en agua la resina que brotaba en los almendros con lo cual se preparaba un pegamento bastante bueno y ecológico. hay que ver el sacrificio y la ilusion que ponían nustras madres que después de trabajar todo el día sacaban tiempo para esta cosas. las cestas eran preciosas con papeles que rizaban y alternaban en colorido y buen gusto y lo mas importante era la ilusión con que las niñas disfrutaban y lo felices que nos sentiamos con las peladillas los anises los mostachos algún duro de chocolate que parecían de oro con aquel brillo. Que felices éramos con tampoco y hay que ver que imaginación teníamos para inventar juejos.Ahora desde la distancia   y los que tenemos ya mas pasado que futuro debemos compartir nuestros recuerdos para los que vengan sepan dar el valor que realmente tienen las cosas y de donde venimos.

  un abrazo   Narciso

Buenas noches a todos. Hoy dia 8 de diciembre, hace 48 años, que
hice la primera comunión en Zamoranos. Un día atípico. Tenía
que haberla hecho en primavera o verano, cuando todos los demás, pero
no pude, ya que me rompí un brazo al entrar en casa de mi abuela Matea.

No sé porqué, cada año me acuerdo de este hecho, supongo que es
por lo raro que se me hizo este dia entonces. Tengo un bago recuerdo de
haber ido a la iglesia, sola con mis padres, muy pronto por la mañana.
Era un día lluvioso, triste, con el que no pegaba llevar aquel vestido
blanco.  A diferencia de Paqui, no me pudieron hacer ninguna
fotografía.

No recordaba que había sido un 8 de diciembre, pero si del hecho. Ya lo habías comentado.

Pero.... vamos a ver mi niña,¿ tú cres que a mi me hicieron la foto el mismos día?. Ni de coña, fue a los no se cuantos días. Para que me duraran esa especie de bucles horripilante, estuve durmiento varias noches con bidudíes (no se si se escribe así). Al cancan del vestido ya le le había ido el (jopele mi amigo el añemán cada día hace más efecto) bueno eso que le daban para que quedara tieso. Y me llevaron a Priego, al fotógrafo. Como aquel cancán estaba hecho un churro, me metieron dos cojines a los lados. Me subieron encima de un banquito porque yo era muy bajita. Vamos, que así saldo entre los bucles del flequillo, el montaje del fotografo, que protestaba no se porque todo el rato, supongo que los focos. VAYA CARA DE SUSTO¡¡¡.

Pero si es cierto que para mí fue un día muy especial. La noche anterior recuerdo no dormir mirando aquel vestido tan precioso que me había hecho mi abuela.

El día de la comunión, aunque no era invierno, también llovía. Pero que me importaba a mi eso si mi padre para que no me manchara me llevo desde la Posá hasta la iglesia en brazos, y yo me sentí la niña mas feliz del mundo.

Estoy segura que la hubieras tenido que hacer el mismo día que la hice yo, vamos que lo digo por la edad, no por que yo lo sepa... pero mira tu por donde ahora puedes contarnos estas cosillas, echarlas fuera, porque lo que está claro es que es algo te tienes muy grabado.

Un besote gordo tocalla.

 

Hola Paqui, acabo de leer tu comentario. Me ha gustado mucho, que
compartas conmigo tus vivencias de aquél día, seguro que deberíamos
haberla hecho al mismo tiempo.

Tu lo explicas de forma tan salerosa,
por decirlo con una expresión nuestra, que la verdad, me has emocionado
y también me has hecho reir en algún momento, a carcajadas.

 Es cierto, todo aquello pasó, y solo tengo vagos recuerdos,
no sé porqué. Creo que tampoco lo vivo mal, lo que sí posiblemente lleve mal, es no acordarme
de más cosas. Me gustaría tener una visión clara de nuestra
própia historia alli en Zamoranos.

Que tengas una feliz semana.

Un abrazo 

 

 

 

 

 

 Era un día diferente llovía, el sol no brilló para no ser protagonista y del cielo caian las  lágrimas de los ángeles emocionados en forma de fina lluvia. La iglesia se llenó de pronto de la blancura inocente de una niña que caminaba sola hacia el altar . Estaba emocionada y el silencio del templo contrastaba con los acelerados latidos de su corazón . Era un día especial, único ella era la única protagonista Jesús quería estar solo para ella en ese momento ¡que privilegio! ella sola en el altar todos los santos miraban complacidos y una de las ímagenes le guiñaba un ojo cómplice. ¿Todo para una niña sola?comentaban en el cielo el Padre a su Hijo¿ para Paqui? si le contesto el Hijo es que su abuelita me ha pedido que sea un día inolvidable para ella  ya que se rompió un brazo.  Que mala pata le contesto comprensivo el Padre. Bueno que Paqui tenga un día inolvidable. Que así sea.

Paqui este cuento tan real ha nacido para ti para que veas como las cosas podemos cambiarlas con algo de imaginación. Podemos convertir algo triste en algo maravilloso. Deseo que ese día siga siendo inolvidable para tí pero con estos nuevos matices ¿que te parece?

   un saludo cariñoso Narciso

Querido Narciso, qué cuento tan bonito. No sabes como me ha
calado tu mensaje, cada una de tus palabras, y sobre todo tu
intención, convertir ese recuerdo un tanto vago y oscuro, en algo bonito e inolvidable.

Iba
leyendo tu escrito, y era como haberme traslado a aquella escena, he
pensado en mi abuela, pero en la otra, en mi abuela Enriqueta, que
aquel
día no pudo estar, ya que murió cuando yo tenía 4 años.

. En fin, me he emocionarme mucho, y me has hecho llorar,

Seguro que a partir de ahora, cada año me acordaré de este cuento tan bonito, y me acordaré de tí.

un abrazo amigo.

 

Paqui querida, como las dos hicimos la Primera Comunión en el mismo año y supongo que iríamos vestidas parecidas, peinadas mas o menos... y gracias a las habilidades de María del Castillo, se ha recuperado tu foto de ese día.

¡¡¡Si hasta parecemos gemelas¡¡¡.

Espero que te guste y gracias María porque eres la leche (uhmmm, perdón), eres genial.

Gracias Paqui, por esa magnífica idea. Gracias también a ti Maria, por
haberla hecho posible. Ha sido y es algo tan especial, que es difícil
expresar con palabras cual ha sido mi reacción al ver esa foto, y
más que por ella misma, por vuestro gesto que
me ha conmovido profundamente. Cuantos más días pasan, más
contenta estoy de nuestro reencuentro, que para mí, está siendo un
auténtico tesoro. Os quiero. Un beso