NADA SE PIERDE

Dicen que nada se pierde y yo creo, que es verdad,

si haces bien al necestado, es hacer la caridad, y en tiempo no muy lejano, tu la necesitarás.

Ciento abiertas encontrarás y la cosecha bendita, jamás se perdera.